La salud mental en equipos de trabajo digitales pasa por una comunicación efectiva

salud mental en equipos de trabajo digitales

La digitalización de los entornos laborales ha supuesto un cambio en las relaciones interpersonales

El entorno laboral ha sufrido una situación convulsa y llena de incertidumbre, debido a la pandemia. Una de las consecuencias directas del entorno al que nos llevamos enfrentando desde hace más de un año ha sido también la digitalización del entorno de trabajo. Se trata además de una digitalización que, hace dos años, no podíamos imaginar.

La digitalización de las empresas ha supuesto un cambio en las metodologías de trabajo y en la forma en que se entienden las relaciones intraempresariales. En definitiva, la aparición de nuevos escenarios laborales donde la comunicación efectiva es el camino hacia la salud mental en los equipos de trabajo.

Y es que, según el estudio “Salud Psicológica y Emocional Intergeneracional en Tiempos de Covid19” del Observatorio Generación y Talento, de la Universidad Europea, en estos escenarios laborales son frecuentes la ansiedad, la depresión y la incertidumbre. De hecho, según el documento, las personas de mayor edad son las más susceptibles de padecer estas afecciones.

Es momento de fomentar la salud mental en equipos digitales

Por lo tanto, es el momento de adaptarse a los cambios y apostar por la prevención y promoción de la salud mental, sobre todo en los entornos de trabajo digital. Una prevención y promoción que se deben afrontar desde la perspectiva de la Psicología del Trabajo.

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la promoción de la salud mental consiste en acciones que creen entornos y condiciones de vida que propicien la salud mental y permitan a las personas adoptar y mantener modos de visa saludables”. Frente a este entorno, hay muchos aspectos en los que los y las profesionales de la Psicología del Trabajo pueden ser de gran utilidad.

salud mental en equipos de trabajo digitales
Una comunicación efectiva pasa por configurar una transmisión útil de información

Uno de ellos es la comunicación efectiva que contribuye al buen clima del equipo y a un mayor compromiso. Además, también repercute positivamente en un aumento de la productividad. De hecho, Jackie Dube, en su artículo “Effective Communication Strategies for the New World of Work” indica que los responsables deben reevaluar sus estilos comunicativos y adaptarlos a sus equipos. De hecho, la comunicación sana y positiva es uno de los campos donde la Psicología de la Organizaciones puede ser más útil.

¿Cómo mejorar esos procesos comunicativos?

Algunas pautas pasan por configurar la transmisión de información útil. Así, se recomienda prescindir de reuniones que causan fatiga y son poco productivas. Por otro lado, se impone entender que la videollamada no es el único método de comunicación posible, así como implementar un sistema de feedback eficiente. De esta manera, las preguntas de los y las empleadas no quedarán nunca sin contestar.

Otro de los aspectos importantes a abordar para fomentar la salud mental en equipos de trabajo digitales es la adquisición de hábitos saludables y que mejoren el bienestar. En base a esta premisa, el informe “Buenas Prácticas en la Gestión de Personas 2020” de las empresas A Great Place to Work, afirma que es fundamental implementar medidas de apoyo psicológico al personal. El documento revela que éstas deben ir encaminadas a hacer un esfuerzo por entender las casuísticas y necesidades de nuestra plantilla.

Otro paso hacia la mejora de los procesos comunicativos consiste en la formación de los equipos en inteligencia emocional. El estudio también propone la creación de un teléfono o correo de Recursos Humanos destinados expresamente a la atención de posibles problemas de salud mental. La realización de actividades conjuntas o la implantación de comunidades saludables son medidas también contempladas en el documento. Con respecto a las medidas saludables, se pueden incluir tutoriales de ejercicio, nutrición o flexibilidad horaria, por citar algunos ejemplos.

Con todo ello, si conseguimos que los integrantes de nuestras organizaciones se involucren en la consecución de este bienestar psicológico, el resultado serán equipos emocionalmente sanos y resilientes. En definitiva, equipos capaces de desarrollar su tarea en casa y en la oficina, independientemente de su profesión o responsabilidad.

Sección Profesional de Psicología del Trabajo, de las Organizaciones y de los Recursos Humanos