Exigimos la puesta en marcha de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio

Plan Nacional de Prevención del Suicidio

A pesar de disponer diferentes planes autonómicos de prevención del suicidio, la mayoría de ellos carecen de los mecanismos de control de efectividad

El Ilustre Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental (COPAO) ha exigido la inmediata elaboración y puesta en marcha de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio. Y es que los actuales planes autonómicos “presentan ciertas limitaciones”. Así lo ha manifestado la Sección Profesional de Psicología Clínica y de la Salud.

Esta misma Sección Profesional ha señalado que “muchos de los programas actuales carecen de sistemas de autoevaluación para conocer sus efectos sobre la conducta suicida”. En este sentido, se ha destacado ejemplos como la Estrategia de Prevención del Suicidio en Estados Unidos. Ésta contempla la incorporación de mecanismos de formación y mejora.

Sin mecanismos de prevención en menores

Otro aspecto destacable es que ninguno de los actuales programas de prevención se centra en la población menor de 11 años. Un colectivo especialmente vulnerable y en el que pueden confluir factores como padecer una enfermedad crónica, la presencia de trastornos psicológicos o conflictos familiares, entre otros.

Por otro lado, hay que tener en cuenta la incidencia que han adquirido, durante los últimos años, factores como el bullying. Y es que la Unión Europea estima que 7 de cada 10 menores padecen alguna forma de acoso o intimidación escolar.

Plan Nacional de Prevención del Suicidio

En el caso de la prevención del suicidio en menores, algunas Comunidades Autónomas disponen de planes específicos de actuación. Éstos suelen tomar como punto de referencia la escuela como ámbito de actuación. No obstante “es necesario implicar más al ámbito familiar y poner el foco en la desestigmatización y la promoción de la salud mental”, ha destacado por su parte el Decano del Colegio, Manuel Mariano Vera.

La actuación desde las Urgencias hospitalarias

Finalmente, otra de las problemáticas que plantea el sistema actual de abordaje del suicidio reside en el tratamiento de los casos de intento que llegan hasta las Urgencias hospitalarias. Y es que “debido a la falta de profesionales de la salud mental y el desconocimiento dan lugar a la derivación al alta de la mayoría de casos de autolisis”. Un alta que se produce sin una evaluación previa de su gravedad, tal y como se matiza desde la Sección. “Una actuación muy grave si se tiene en cuenta que, según los estudios, cuando se produce una tentativa de suicidio, existe un alto riesgo de muerte durante los dos años siguientes”.

Mesa de Trabajo para la Prevención del Suicidio en Málaga

A la espera de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio, Málaga es una de las provincias españolas con una mayor incidencia de casos de suicidio o tentativas. Concretamente, la zona del Valle del Guadalhorce concentra una tasa bastante elevada de casos, sobre todo entre la población joven.

En este sentido, desde la Delegación Provincial del Gobierno de la Junta de Andalucía se ha puesto en marcha una iniciativa destinada a la investigación y análisis para determinar los factores de prevención. Y es que no hay que olvidar que el suicidio ya causa, en nuestra Comunidad Autónoma, más muertes que los accidentes de tráfico. Se trata de la Mesa de Trabajo para la Prevención del Suicidio en la Provincia de Málaga. El COPAO participa activamente en esta iniciativa, a través del Vocal de la Sección Profesional de Psicología Clínica y de la Salud, Francisco Esteve.