Presentamos alegaciones al Decreto de Registro de Profesionales Objetores de Conciencia a la Eutanasia

El Decreto también regulará la Comisión de Garantía y Evaluación para la prestación de la ayuda a morir

El Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental (COPAO) ha presentado ante la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía un conjunto de alegaciones al proyecto de Decreto por el que se crea y regula el Registro de Profesionales Sanitarios Objetores de Conciencia a la Eutanasia.

Este está previsto que también regule la creación de una Comisión de Garantías y de Evaluación para la prestación de la ayuda a morir. Un punto al que el COPAO también ha presentado alegaciones.

Con respecto al alcance de la objeción de conciencia, el Colegio ha denunciado que el documento sólo supedita este derecho a los casos de administración o prescripción de la sustancia para causar la muerte del paciente. Es decir, se limita a médicos o enfermeras. “De esta manera, los psicólogos y psicólogas no tendríamos la posibilidad de ejercer nuestro derecho a la objeción de conciencia”, ha denunciado el Decano del Colegio, Manuel Mariano Vera.

Alegaciones registro de objetores de conciencia eutanasia.

Y es que el artículo 11 de la Ley Orgánica 3/2021 de 21 de marzo de Regulación de la Eutanasia (LORE) recoge que “el médico responsable, así como el resto de profesionales sanitarios, asistirán al paciente hasta el momento de su muerte”. Así, Vera ha destacado “la importancia de estas alegaciones al registro de objetores de conciencia de la eutanasia”. Y es que, en ausencia de concreción, el Decreto andaluz remitiría al artículo 11 de la LORE. Por lo tanto, “se obligaría a los psicólogos objetores de conciencia a continuar asistiendo a pacientes y familiares en contra de sus convicciones”.

El Decano ha destacado que “Madrid o País Vasco sí que recogen esos registros y garantizan la objeción de conciencia plena a los psicólogos y psicólogas”. Por lo tanto, según explica Vera, “…entendemos que Andalucía no debe ser una excepción”.

Alegaciones a la Comisión de Derechos y Garantías

El COPAO también ha presentado alegaciones a la Comisión de Derechos y Garantías para la prestación de la ayuda a morir en Andalucía. Y es que ésta no recoge la presencia de profesionales de la Psicología.

“No se puede asegurar que esta Comisión tenga en cuenta las necesidades psicológicas de las personas demandantes de la eutanasia”, ha explicado Vera. “Es un agravio comparativo que en comunidades como Valencia el mínimo de psicólogos se sitúe en dos, mientras que Andalucía no puede garantizar la intervención psicológica en”.

El COPAO también ha querido dejar claro que es importante que esos profesionales de la Psicología cumplan unos requisitos mínimos. Por eso, en sus alegaciones, el Colegio ha solicitado que sea exigible formación y experiencia en atención personas con enfermedades graves, incurables o crónicas. Unos requisitos que, según el criterio del Colegio, deberían ser sometidos a revisión en el Consejo General de la Psicología de España (COP).

La Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia (LORE) se aprobó en marzo en el Congreso de los Diputados. El documento abre una vía y reconoce el derecho a recibir ayuda para morir, tras haber agotado toda vía médica para mitigar su sufrimiento.