La inspección de trabajo pretende revisar la exención de obligatoriedad de alta en Seguridad Social a colegiados en ejercicio anteriores al ejercicio 1995

En la asesoría Jurídica de este Ilustre Colegio se han recibido en la última semana varias consultas relativas a citas de inspección realizadas desde la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social, a Psicólogos/as que tienen en común haber iniciado su ejercicio profesional desde antes de 1995.

Desconocemos el motivo de estas inspecciones pero todo parece apuntar a que se pretende comprobar si la situación de los profesionales que iniciaron su ejercicio profesional antes de la expresada fecha, está regularizada, si figuran en Alta en la seguridad Social o si no lo han hecho.

En este sentido, entendemos preciso recordar que La Ley 30/1995, de 8 de Noviembre, de Ordenación del Seguro Privado, estableció en su Disp. Adicional decimoquinta, la obligatoriedad de incorporación a la Seguridad Social, en el Régimen de Autónomos, para los profesionales que no optasen por una Mutualidad reconocida al efecto, posibilidad de opción que no era posible para los psicólogos (como para otros profesionales, por ejemplo los médicos), al no contar con una Mutualidad reconocida a tales fines. .
La aplicación de esta disposición legal pasó por varias incidencias, hasta quedar definitivamente redactada, con un nuevo texto, en la Ley 50/1998, de 30 de Diciembre de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, cuyo artículo 33 establece, en esencia, tres posibilidades:

– Todos los nuevos colegiados han de incorporarse al régimen de trabajadores autónomos, RETA.
– Aquellos que iniciaren su actividad profesional entre el 10 de noviembre de 1995 y el 31 de diciembre de 1998, debían incorporarse al RETA en el primer trimestre de 1999.
– Están exentos de la obligación de alta los colegiados que hubieren iniciado su actividad profesional antes del 10 de Noviembre de 1995. Estos podían pasar, voluntariamente, al RETA, durante el año 1999.

Por tanto, entendemos que quienes comenzaron su ejercicio profesional antes de diciembre de 1995, y, por tanto, pueden acreditar que tienen alta en Licencia Fiscal o en el Impuesto de Actividades Económicas, debidamente registrada, podían, durante el año 1999, incorporarse voluntariamente, al Régimen Espacial de Trabajadores Autónomos, o bien mantenerse en la situación en la que estaban, aunque sin acceso a ninguna de las prestaciones (sanitarias, de jubilación, invalide, etc..) de la Seguridad Social.