EL PELIGRO DE LAS SECTAS

Las sectas son muy peligrosas y, como los camaleones, se adaptan a cuanto les rodea para captar adeptos. Aparecen como centros especializados en terapias y terminan reclutando gente para sus grupos. Aquí pueden leer el enlace de una noticia en la que se analiza el tema, con el análisis de nuestro compañero Miguel Perlado, en representación del Consejo General de la Psicología de España