EL COPAO MANIFIESTA A LA CONSEJERA DE IGUALDAD, SALUD Y POLÍTICAS SOCIALES Y A LA PRESIDENTA DE LA JUNTA SU MALESTAR POR NO HABER SIDO CONSULTADOS PARA LA REDACCIÓN DEL BORRADOR DE LA NUEVA LEY DE SERVICIOS SOCIALES

Ilma. Sra. María José Sánchez Rubio

Consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la

Junta de Andalucía

17 de Julio de 2014

Ilma Sra:

Los Servicios Sociales han avanzado mucho desde que se desarrolló una Ley en Andalucía, la primera, que regulaba y daba carta de naturaleza a servicios, proyectos y prestaciones, que se habían ido gestando de manera local en muchos municipios de Andalucía, merced al esfuerzo y el trabajo de muchos/as profesionales de la intervención social: educadores/as sociales, trabajadores/as sociales, psicólogos/as, monitores/as, etc. trabajando en la mayoría de las ocasiones codo con codo para responder a las necesidades sociales que en aquel momento tenía nuestra sociedad.

En un momento convulso y de crisis se hace necesaria una nueva ley de Servicios Sociales que actualice y mejore la anterior, y que responda de manera más adecuada a las nuevas necesidades emergentes y a la situación actual, avanzando en un modelo que garantice los logros alcanzados en estos años en materia de intervención con menores, familias, mayores, mujeres, y otros colectivos desfavorecidos y/o grupos en riesgo de exclusión social, etc., pero que avance especialmente hacia la prevención de estas situaciones de exclusión social en un modelo proactivo y donde la participación social sea un eje que vertebre las intervenciones. Entendemos que la reforma de la Ley de Servicios Sociales de Andalucía constituye una oportunidad para reflejar y dar respuesta a los cambios que la sociedad andaluza ha tenido en los últimos 26 años.

Por ello, el Colegio Profesional de Psicología de Andalucía Oriental, formado, entre otros, por un importante colectivo de psicólogos y psicólogas del ámbito de los Servicios Sociales, manifiesta su indignación hacia la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales al no haber sido consultado en la redacción del borrador en las fechas previas a la publicación del último difundido (de fecha 12 de Junio del 2014), como así ha sido en el caso de otro colectivo profesional.

Una vez más se nos excluye en los protocolos de actuación de la Junta de Andalucía, como quedó patente tras la carta remitida a Ud el pasado 12 de Diciembre, donde mostramos nuestro desacuerdo con el Decreto-ley 7/2013, de 30 de abril, de medidas extraordinarias y urgentes contra la exclusión social en Andalucía. Las propuestas referidas en ese documento no han sido tenidas en cuenta en el nuevo Decreto-Ley 8/2014, de 10 de junio, de medidas extraordinarias y urgentes para la inclusión social a través del empleo y el fomento de la solidaridad en Andalucía. Tampoco fuimos convocados a la reunión celebrada “ex profeso” para la modificación del anterior decreto-ley.

Otros ejemplos claros giran en torno al Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Andalu­cía, contando con la participación de las Corporaciones Locales y especialmente con la implicación de los Servicios Sociales Comunitarios. El Decreto 168/2007, de 12 de junio, tan solo planteaba que serían los profesionales de los Servicios Sociales Comunitarios los que elaborarían el Programa Individual de Atención (PIA), sin definir figura profesional concreta. Será más tarde la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía la que publicará en el año 2009 un Manual para los Servicios Sociales Comunitarios sobre la aprobación y revisión del Programa individual de atención, donde psicólogos y psicólogas no estamos presentes.

Tampoco se nos están reconociendo nuestras funciones ahora, como personal de referencia en las nuevas atribuciones que va delegando La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía a los SS.CC., como es el Testamento Vital.

Los psicólogos y psicólogas de la intervención social que trabajamos actualmente en los Servicios Sociales, tanto comunitarios como especializados, lo hemos hecho desde el principio exhibiendo nuestro buen hacer y capacidad para el trabajo en equipo, demostrando la necesidad de nuestras intervenciones en aspectos tan básicos como el tratamiento familiar, el asesoramiento o la intervención con menores, mayores, adolescentes, mujeres y colectivos en riesgo de exclusión social, de tal manera que en la actualidad nuestra labor profesional se hace imprescindible, tanto como cualquiera otra de las profesiones que han estado trabajando en la intervención social.

Por ello también nos indigna que la Junta de Andalucía haya incorporado en el borrador de la Ley la figura del profesional de referencia, dejando al margen a todos los profesionales que en la actualidad trabajamos en los Servicios Sociales Comunitarios con la población, en un encomiable trabajo de interdisciplinariedad, pero sin destacar ninguna profesión por encima de otras, y manteniendo cada una su propia naturaleza, plasmada en su metodología y especificidad.

Por todo lo expuesto, el Ilustre Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental solicita que:

  • Se cuente de manera real con los Colegios Profesionales que participan activamente en los Servicios Sociales en cuanto a la redacción, debate y posterior desarrollo reglamentario.

  • A tal efecto, adjunto a esta carta se le envía un documento con las aportaciones y modificaciones al borrador de la Ley, elaborado por un comité de expertos en Psicología de la Intervención Social, con una amplia trayectoria profesional en los Servicios Sociales Comunitarios y Especializados.

  • Se tenga en cuenta a los profesionales psicólogos y psicólogas de los Servicios Sociales en los protocolos de actuación hacia la ciudadanía, en todo lo que afecta directamente a sus competencias profesionales (aspectos psicológicos de la intervención).

  • Se elimine el concepto de “Profesional de Referencia si solo afecta a los Trabajadores/as Sociales, o se incluya en concepto de “Profesionales de Referencia”, a los que están actualmente trabajando en los Servicios Sociales Comunitarios y prestan una importantísima labor: trabajadores/as sociales, educadores/as y psicólogos/as.

Entendiendo que la labor realizada y la responsabilidad de las decisiones que se tomen van a repercutir decididamente en la calidad de la intervención social, estamos a la espera de su respuesta.

Un cordial saludo

Manuel Mariano Vera Martínez

Decano