La pandemia ha empeorado la salud mental materna

depresión perinatal

El miedo al contagio del bebé es uno de los principales estresores en la etapa perinatal

La salud mental materna ha empeorado, considerablemente, debido a la pandemia. Así lo revelan los diferentes estudios llevados a cabo en materia de psicología perinatal. Estos mismos estudios han puesto de manifiesto que, como consecuencia de la Covid19, las mujeres gestantes y puérperas han experimentado un aumento de los niveles de ansiedad y estrés.

Por otro lado, los trastornos del sueño y el miedo al contagio tanto propio como del bebé han sido otros dos factores desencadenantes de este empeoramiento.

Embarazo y parto en tiempos de pandemia

Las medidas de contención de los contagios de Covid19 ha obligado a las autoridades sanitarias a adaptarse a la nueva situación a marchas forzadas. En este sentido, los protocolos en los partos obligan a la adopción de unas medidas de distanciamiento social que deshumanizan este episodio tan importante.

Por otro lado, la adaptación a la situación ha obligado también a que las clases de preparación para el parto sean online, cuando se han podido llevar a cabo. Además, las medidas de distanciamiento social han impedido la comunicación de las mujeres embarazadas con sus profesionales de referencia y entorno social o familiar. Todo ello, en definitiva, factores que no han hecho más que aumentar los niveles de estrés y ansiedad.

psicología perinatal
La mayoría de las mujeres embarazadas o puérperas ha experimentado un aumento en los niveles de estrés y ansiedad, debido a la pandemia

Una situación precaria que ha empeorado

Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada cinco mujeres padece depresión posparto o en la etapa prenatal. Pero se estima que la cifra puede ser aún mayor ya que existe un infradiagnóstico de las psicopatologías perinatales. Éste, por consiguiente, conduce a la ausencia de tratamientos en buena parte de los casos.

La estigmatización de las enfermedades mentales y el miedo de las madres a exteriorizar su sufrimiento también juegan en contra del tratamiento de la depresión perinatal. Por otro lado, según indican los/as profesionales de la Psicología Perinatal, “existe socialmente una idealización del periodo perinatal que afecta mu negativamente al bienestar de las mujeres” De esta manera, se perpetúa el tabú a reconocer y exteriorizar esos sentimientos de estrés y ansiedad, por miedo a “ser tachadas de malas madres”.

Otra de las consecuencias de la pandemia es la invisibilización de los duelos perinatales. Es decir, el deterioro emocional debido al nacimiento de bebés prematuros, enfermedades de recién nacidos o abortos, entre otras circunstancias.

Mejoras en el sistema público de salud mental materna

Es necesario que las Administraciones adopten conciencia de la existencia de esta problemática y el sistema sanitario público proporcione un seguimiento integral psicológico. Para ello, los y las expertas en Psicología Perinatal proponen potenciar los espacios de atención y generar redes de apoyo entre madres.

Otros estudios también recomiendan fomentar la investigación en Psicología Perinatal y el autocuidado de las madres gestantes.

Y es que una atención adecuada durante el periodo perinatal ayuda a prevenir frente al desarrollo de psicopatologías y futuros problemas de sobremedicación.

Introducción a la Psicología Perinatal

Coincidiendo con la celebración del Día de la Salud Mental Materna, el COPAO ha organizado un curso de Introducción a la Psicología Perinatal. Éste lo impartirán las expertas en la materia Jesica Rodriguez Czaplicki, gerente de GEA Atención Perinatal y Psicología, y Diana Sánchez Sánchez, psicóloga y psicoterapeuta-sexóloga.

El curso tiene una duración total de 30 horas lectivas y se podrá seguir en modalidad online o en diferido. El curso también contará con ejercicios prácticos de verificación de adquisición de los conocimientos impartidos.