17 de Mayo, Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia

día mundial contra la homofobia la bifobia y la transfobia

El año pasado, con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia, emitíamos un comunicado. En él hacíamos patente que, a pesar de los avances en aceptación de la diversidad y los derechos del colectivo LGTBIQ+, echábamos en falta una legislación completa e integral de protección para las identidades diversas en España.

La Homofobia, la Bifobia y la Transfobia todavía presentes incluso en los países más igualitarios

El documento también evidenciaba la falta de implementación efectiva de algunas leyes o acciones educativas a nivel autonómico. Además, nos hacíamos eco de los datos de la macroencuesta realizada por la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea en 2019. Éstos mostraban que, incluso en los países más igualitarios las personas LGTBIQ+ siguen sufriendo elevados niveles de discriminación.

De igual modo señalábamos que la pandemia por la COVID-19 había agudizado la situación de aislamiento y la vulnerabilidad de estas personas a sufrir la discriminación. Hoy, denunciamos que los prejuicios y los intentos de recortes en derechos relacionados con esta materia se han hecho patentes en algunos países de Europa, África o América.

Los prejuicios y recortes en derechos contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia están presentes en muchos países

La Psicología Afirmativa LGTBIQ+

En este Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia, queremos destacar que, de la misma manera que una Psicología científica y basada en buenas prácticas pasa por ser una Psicología Feminista, también debe ser una Psicología Afirmativa LGTBIQ+. Esto se traduce en la intervención en problemas concretos que afecten a individuos, grupos o comunidades; en la promoción de una mayor calidad de vida y en la ayuda para tener más libertad de acción, elección y determinación.

La Psicología también debe ser una Psicología Afirmativa LGTBIQ+ que intervenga en problemas concretos, que promueva una mayor calidad de vida y libertad de acción, elección y determinación

La diversidad sexual conlleva, a veces, la exposición a un ambiente hostil y estresante, derivado de los prejuicios y las discriminaciones. Estas últimas suelen proceder, además, de los entornos social y familiar. Así pues, la Psicología y sus profesionales debemos ser consecuentes y contribuir al alivio de los daños emocionales de las personas con diversidad sexual y de género.

Por otro lado, también somos agentes de transformación social. Por lo que desde esta tribuna queremos evidenciar el estigma que continúan sufriendo estas personas. Queremos mostrar nuestro apoyo, interviniendo para cambiar la sociedad. Todo ello, en la dirección de hacer efectivo y real el derecho a la igualdad y a la no discriminación de las personas LGTBIQ+.

Francisco Machuca Ortiz, Coordinador Provincial en Málaga de la Sección Profesional de Psicología de la Intervención Social