Irene Poza: “el uso de medicamentos ansiolíticos e hipnóticos se está convirtiendo en un problema”

consecuencias emocionales pandemia

La Vicedecana de Jaén habla de las consecuencias emocionales de la pandemia, sobre todo, entre la población juvenil

La Vicedecana del Ilustre Colegio de Psicología de Andalucía Oriental (COPAO) en Jaén, Irene Poza, ha hablado de las consecuencias emocionales que está dejando la pandemia entre la población. Concretamente, ha alertado sobre el consumo de medicamentos ansiolíticos e hipnóticos. En este sentido, Poza ha afirmado en una tertulia con Onda Cero y en declaraciones a EFE que “se está convirtiendo en un problema, según un estudio de la sociedad española en edades de entre 22 y 70 años”. Según ha afirmado la Vicedecana de Jaén, “7 de cada 100 mujeres consumen ansiolíticos”. Una cifra bastante diferente en el caso de la población masculina donde “3 de cada 100 hombres consumen ansiolíticos y antidepresivos de forma recurrente”

La psicóloga jiennense ha destacado que “en Andalucía se observa una gran tasa en el consumo de estas sustancias, entre mujeres. Un fenómeno ligado a la soledad y a la privación económica“.

Irene Poza también ha aprovechado para alertar de que la población juvenil es la que más sensible y desprotegida se encuentra ante los efectos emocionales de la pandemia. Una observación a la que se ha sumado el Psiquiatra y Director de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Universitario de Jaén, Ventura Olea Peralta. Y es que, según el facultativo, “las defensas psicológicas aumentan con la edad, mientras que las inmunológicas disminuyen. Por ende, los jóvenes carecen de recursos y herramientas psicológicas para hacer frente a los efectos de la pandemia“.

Ciberbullying, consumo de sustancias y mal uso de las nuevas tecnologías

Otro de los efectos de la pandemia sobre la población infantojuvenil es el incremento del uso de las nuevas tecnologías. Buena parte de ellos y ellas se han refugiado en las redes sociales, lo que ha supuesto también un crecimiento del mal uso de las nuevas tecnologías. Así, han aflorado más casos de ciberbullying o ciberacoso. Un grave problema que afecta a miles de personas jóvenes en todo el mundo.

consecuencias emocionales pandemia
“A pesar de estar hipercomunicados gracias a las redes sociales, los jóvenes están hiperaislados”, afirma Ventura Olea Peralta

Por otro lado, la pandemia ha supuesto un incremento en las adicciones, tal y como explica el Director de Proyecto Hombre Jaén, Pedro Pedrero. “Durante el 2021, ha habido un aumento de la demanda de este servicio en un 15% entre los jóvenes. Y es que la pandemia ha sido un acelerador de los procesos de ansiedad, angustia y estados de ánimo. Un fenómeno que se ha visto reflejado en un aumento del consumo de alcohol, cannabis, cocaína o el abuso de los videojuegos“.

Soledad entre la población mayor y ansiedad entre el personal sanitario

El personal sanitario también ha sido uno de los colectivos más afectados por las secuelas emocionales de la pandemia. Tal y como ha manifestado Ventura Olea Peralta, una de las patologías más frecuentes entre este grupo de profesionales destaca el estrés postraumático. Y es que han tenido que soportar grandes cargas de trabajo, sin periodos de descanso. Un factor que ha incidido directamente en el incremento de los cuadros de insomnio y ansiedad.

consecuencias emocionales pandemia
La soledad y el aislamiento también han pasado factura al estado emocional de la población mayor.

Tampoco hay que olvidar a los y las pacientes que han perdido un familiar a causa de la Covid-19. Un factor que da lugar a duelos complicados por no haber tenido la oportunidad de una despedida de ese ser querido.

Finalmente, el Psiquiatra y Director de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Universitario de Jaén ha afirmado que “las personas mayores se han sentido muy aisladas y ha aumentado su soledad”. En este sentido, la Presidenta del Teléfono de la Esperanza en Jaén, Menchu Soria, ha destacado que han incrementado las llamadas recibidas en este servicio debido a que “la gente está muy sola y llama para hablar un rato porque no ha podido hablar con nadie en todo el día“.